Con el objeto de dinamizar el sector inmobiliario, asociaciones y gobierno analizan la posibilidad de emplear el leasing inmobiliario como herramienta para facilitar a los ciudadanos la compra de vivienda.

Con el leasing inmobiliario, quienes aspiren a comprar su vivienda, pueden hacer el pago de la cuota inicial de inmediato y luego seguir pagando su crédito, explicó Elisa Suárez, directora Ejecutiva de Convivienda.

"Es decir, el cliente paga un alquiler mensual por un plazo determinado y al final tiene la opción de comprar la vivienda".

Es como si fuera un alquiler, pero a la larga esos pagos se consideran un abono inicial. Una vez pagado, se puede acceder al préstamo hipotecario, explicó Suárez.

El leasing inmobiliario es financiado 100% después de hacer los trámites. En el caso de las hipotecas el cliente debe hacer un abono inicial. Lo único que le resta atractivo es que esta forma de financiación se usa para viviendas de mayor valor y no para las de interés social. Sin embargo, el sector bancario y la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) ven esta herramienta financiera con mucho interés, y la están analizando a detalle, ya que puede ser de un importante beneficio para el sector residencial y de la construcción.